miércoles, 2 de febrero de 2011

MOGWAI - HARDCORE WILL NEVER DIE, BUT YOU WILL


MOGWAI


HARDCORE WILL NEVER DIE, BUT YOU WILL

Sub Pop

Post rock con piloto automático.




Paso de entrar otra vez en la dinámica de hablar de por qué el post rock está muerto en estos días o de por qué cualquier disco, aunque sea de lo más digno que haya en este estilo, va a ser siempre obviado por la crítica especializada y carecerá de transcendencia mediática. En serio, paso. Vayamos al disco y punto.

De nuevo nos encontramos con la fórmula adoptada desde ‘Mr. Beast’, a saber, 10 cortes relativamente cortos, teniendo en cuenta el tipo de música del que hablamos, salvo la típica excepción que en este caso toma forma bajo el curioso nombre de "You're Lionel Richie" (estos tíos tienen mucho sentido del humor, basta fijarse en el título del álbum).

¿Qué nos encontramos? Más de lo mismo pero con ligeros retoques, o sea, redundo, lo mismo que han ido haciendo desde aquel lejano 'Rock Action': un toque por aquí, un arreglo por allá, alguna canción más rarilla que otra, pero al final un claro "Made by mogwai", para que la gente no se asuste mucho. ¿Es eso malo? No necesariamente si al final lo que cuenta, que son las canciones, son buenas. Total, estamos hablando de una banda que por decisión propia ha elegido ser un producto por y para fans y/o nostálgicos.

El caso está en que 'Hardcore Never Die...' me aburre sobremanera. Me recuerda horrores a aquel fallido 'Happy Songs for Happy People', que tenía canciones muy buenas pero que entre el me sopor inaguantable que me producía con algunos medios tiempos instrumentales sin chicha ni limoná y la horrible producción, terminé por cogerle manía. Da igual si intentan cosillas, con ese flirteo con el tecno en "Mexican Prang Prix" o consiguen temas interesantes como "White Noise" o "Rano Pano" porque el disco se me hace largo como un día sin pan.

'Hardcore Never Die...' es digo, está bien tocado, tiene sus momentos... pero es anodino en ocasiones y no cuenta nada nuevo.

LO MEJOR: El buen hacer de la banda, reflejado en algunas canciones con encanto aquí y allá.

LO PEOR: Los síntomas más que evidentes de agotamiento.

UNA CANCIÓN: "Mexican Grand Prix", por ser la más atípica del disco.






...OTROS DISCOS DE MOGWAI


YOUNG TEAM
Chemikal Underground
1997


El debut de Mogwai supone uno de los álbumes emblemáticos del post rock junto a 'Millions Now Living Will Never Die' de Tortoise o 'Spiderland' de Slint. Fuerza, actitud y grandes descargas de guitarras para un disco que parece una montaña rusa con tantas subidas y bajadas de ruido y distorsión. Para la historia queda los dieciséis minutos de "Mogwai Fear Satan" o la colaboración con Arab Strap en "R U Still in 2 It" o esa belleza escondida que es "Tracy". El disco rabioso de Mogwai.



COME ON DIE YOUNG
Chemikal Underground
1999


El segundo trabajo de Mogwai consiguió polarizar mucho las opiniones. No abandonaron la actitud punk, nada más basta escuchar las descargas de "Ex-Cowboy", "Chocky" o "Christmas Steps", pero la mayoría del metraje deambula por terrenos mucho más distantes y contemplativos. El disco acusa mucho la languidez y extensión de algunas canciones, pero lo compensa con un derroche de belleza, culminante en "Helps Both Ways", "Waltz for Aidan" o "kappa". Disco de esos que hacen daño no apto si estás pasando una mala racha. El disco depre de Mogwai.



ROCK ACTION
Pias
2001


El post-rock empezaba a ser mal mirado por la prensa especializada y muchos grupos huían de la etiqueta. 'Rock Actión' es un golpe de timón hacia nuevos un nuevo estilo más comercial y accesible, con temas más directos y sofisticados (predominan los arreglos electrónicos, aparecen las cuerdas), pero sin bajar el nivel de calidad. El resultado fue que firmaron la que para mucho es su mejor obra. Puede que la excelente producción de ese monstruo llamado Dave Fridman y de canciones como “Take Me Somewhere Nice”, “Dial: Revenge” (colaboración con Gruff Rhys, Supper Furry Animals) o "You Don't Know Jesus" tenga gran parte de la culpa. El disco Rock de Mogwai.



HAPPY SONGS FOR HAPPY PEOPLE
Pias
2003


Con Tony Doogan (Belle & Sebastian, Astrid) como productor, el nuevo disco de Mogwai seguía el camino emprendido años atrás de temas cortos, inmediatez en las ideas y arreglos meditados y precisos. 'Happy Songs...' no es un disco precisamente feliz aunque contiene los temas más comerciales de la carrera de la banda escocesa: las magníficas "Hunted by a Freak", "Kids Will Be Skeletons" y "Killing All the Flies". Sin embargo, el 50% del disco es pura paja instrumental sosera y a parte de las mencionadas solo "Ratts of the Capital" merece ser recordada. EL disco Pop de Mogwai.



MR. BEAST
Pias
2006


Mogwai aprenden a medias de los errores pasados con este disco que mezcla los mejores aciertos y errores de sus dos anteriores álbumes en una mezcla dispar que es capaz de dar destellos de noise rock como antaño ("Glasgow Mega-Snake", "Folk Death 95" y "We're No Here"), otros dos temas para el The Best of Mogwai ("Travel Is Dangerous" y "Friend of the Night") pero también otros cortes que vuelven a recordarnos lo repetitivos y cargantes que pueden llegar a ser cuando se vuelven trascendentes. El disco sobrevalorado de Mogwai.



ZIDANE: A 21TH CENTURY PORTRAIT
Pias
2006


Banda sonora para el documental homónimo sobre Zinedine Zidane y su último partido de futbol con el Real Madrid (empate 3-3, por cierto). El disco es una recopilación de temas instrumentales que tienen mucha pinta de ser una colección de temas y fragmentos descartados de 'Mr.Beast'. Acompañado del documental la BSO funciona e incluso tiene momentos entrañables, pero la escucha independiente del álbum no es tan recomendable. El disco futbolero de Mogwai.



THE HAWK IS HOWLING
Matador
2008


Mogwai se esfuerzan por introducir pequeños cambios dentro del inmovilismo operante en la banda. "The Sun Smells Too Loud" es el single más atípico de la carrera de Mogwai, presentando el lado más ambient de la banda, mientras que en "I'm Jim Morrison, I'm Dead" suenan más GY!BE que nunca. Además este disco contiene los dos zarpazos más hardcore que se les recuerdan a la banda, las espléndidas "Batcat" y "The precipice", denotando grandes intenciones y saber hacer, pero evidenciando cansancio y la falta de interés del público en general. El disco más desapercibido de Mogwai.