lunes, 24 de enero de 2011

DESDE EL POLO NORTE CON AMOR: Parte 2 (del 15 al 11)

RETRIBUTION GOSPEL CHOIR
2
(Sub Pop)
Rock



'Retribution Gospel Choir', el debut, fue algo así como una catalizador donde derivar las concentrar toda la ira rockera que alberga el alma de Alan Sparhawk (acompañado de Steve Harrington y Eric Pollard) . Un juguete con el que entretenerse entre disco y disco del verdadero proyecto, Low. No era mal disco, bien acabado, pero muy inferior a ese glorioso disco de low del mismo año, 'Drums & Guns', por ejemplo.
Sin embargo, tras escuchar '2', me da la sensación de que si Retribution Gospel Choir es un juguete con el que divertirse, estamos hablando de "un juguete para mayores".

Este álbum nos presenta a Alan Sparhawk, Guitar Master, a través de un combo de canciones de rock contundente, lleno de psicodelia y noise progresivo, aunque sin perder ese toque marca de la casa más evidente en temas como "Something's Going to Break". Los arrebatos a la guitarra de "Poor Man's Daughter" o "Electric Guitar" son antológicos. Además, "Hide it Away" o "bless Us" son dos temazos que bien merecerían estar en ese 'C'Mon', nuevo álbum de Low para 2011.

LO MEJOR: Alucinar con la solvencia de Sparhawk con la Gibson. Impresionante. Puro músculo.

LO PEOR: Que casi todo el mundo ha pensado "¿Retribution gospel Choir? ah, sí, el proyectito ese que tiene el cantante de Low en solitario, ¿no?" y no se han ni enterado de qué va la película.

UNA CANCIÓN: "Poor Man's Daughter", casi ná.








SHEARWATER
THE GOLDEN ARCHIPIELAGO (Matador)
(Matador)
Indie Rock, Folk, Pop cortavenas.



'Rooks', anterior trabajo de Shearwater, la banda que lidera Jonathan Meiburg junto a su amigo Will Sheff (con el que comparte ese otro proyecto mucho más conocido como es Okkervil river), fue una de las mayores y más gratas sorpresas que me deparó el 2008. Tarea muy difícil estar a la altura de tan impresionante disco, pero el talento de Meiburg no parece haber sufrido síntomas de agotamiento y este nuevo álbum está ahí para atestiguarlo.

'The Golden Archipielago' es un trabajo continuista, que no conformista, ahondado en ese pop de cámara sofisticado, sutil y a la vez generoso en detalles, con el que Shearwater penetra el corazón del oyente. Si empiezo nombrando virtudes es que no acabo, empezando por las cascadas de piano de "Meridian", continuando por el ritmo hipnótico de "Landscapes at Speed", el folk agreste de "God Made Me" y terminado en ese indescriptible single que es "Black Eyes".

No sé si al final Jonathan Meiburg ha conseguido con esa nueva entrega superarse a sí mismo, pero si no lo ha conseguido le ha faltado muy muy poco.

LO MEJOR: La belleza indescriptible que acompaña toda la obra.

LO PEOR: Que la sombra de 'Rooks' es alargada y muchos dirán eso de "más de lo mismo".

UNA CANCIÓN: "Black Eyes"








CARIBOU
SWIM

(Merge)
Indietrónica



Dan Snaith, aka, Manitoba, ya tenía en su haber dos más que interesantes discos: 'Andorra', con este proyecto y 'Up In The Flames' tras su alter ego Manitoba. Pero este año ha pegado el pelotazo y ha conseguido superar las expectativas con 'Swim', su mejor disco. Siempre pensé que Caribou era una copia menor de Four Tet, pero este año me tengo que comer las palabras, pese a que Kieran Hebden también ha sacado un disco notable. Este disco es un exceso de indietrónica de calibre, de ritmos bailables, de soul oscuro. 'Swim' es sofisticado, pero alejado de la electrónica más sesuda. Disfrutable desde principio a fin, nos enseña que no es necesario bases y loops excesivamente complejos para sonar trascendente porque lo que realmente importa es llegar al oyente. No te pierdas este disco canciones como "Odessa", "Find Out" o "Jamelia" no te las puedes perder. Yo aviso.

LO MEJOR: Que si no decaen las futuras entregas de Caribou, en verdad les digo ha nacido una (otra) estrella.

LO PEOR: Las cortes instrumentales no están tan inspiradas como los vocales.

UNA CANCIÓN: "Odessa"








TWIN SHADOW
FORGET
(4AD)
Synth pop, pop ochetero.



¿Un disco del sello 4AD y producido por Chris Taylor, componente de Grizzly Bear? Esto no puede ser malo ni queriendo. Pero es que además George Lewis Jr., cerebro pensante de Twin Shadow, es una de las revelaciones del año, tras presentarnos un debut redondísimo que apuesta por el revival new wave más ochentero. Una gema pop que me hace recordar que el pop de los 80s no fue tan malo. Escucho esa joya con la que se abre el disco, "Tyrant Destroyed" y a mi mente viene Peter Gabriel versionando a The Blue Nile. "Ummm esto me gustaaa" resuena una voz en mi cabeza a lo Hommer Simpson. Luego van "When We Dancing" y "I can't Wait" y ya está, enganchado para todo el año con este disco.

Soft pop de ese que tanto nos gustaba antes pero ahora nos cuesta reconocer, con contados y meditados arreglos, una voz de George Lewis Jr. de lo más soul y un puñado de buenas canciones. La nostalgia me puede.

LO MEJOR: Twin Shadow realiza una mirada inteligente a los 80s rescatando lo bueno de ella y con ganas de contar cosas nuevas.

LO PEOR: También nos recuerda alguna cosilla no tan buena de la década en cuestión en "Yellow Balloon" y "Tether Beat", para qué nos vamos a engañar.

UNA CANCIÓN "I Can't Wait"








SUFJAN STEVENS
THE AGE OF ADZ
ALL DELIGHTED PEOPLE EP
(Asthmatic Kitty)
Folk, pop y electrónica todo bien mezcladillo.


Tras un 2009 muy ajetreado con la edición de 'Run Rabbit Run' (reinterpretación de su 'Enjoy the Rabbit', de 2001) y con 'The BQE', el geniecillo de Detroit no estaba dispuesto a ralentizar su ritmo compositivo y nos ha obsequiado con dos notables nuevos trabajos, el EP 'All Delighted People' y su nuevo álbum de estudio 'The Age of ADZ'. Del primero diremos que con sus 60 minutos de metraje es de todo menos un EP al uso. Más bien nos encontramos con un trabajo de estudio en toda regla, que explora su faceta más acústica y folk, con más que jugosos resultados, dejándonos buenas muestra de orfebrería pop en las dos partes de "ALL Delighted People" y la sorprendente y bellísima suite final de diecisiete minutos "Djohariah".

Por su parte, 'The Age of ADZ' presenta como mayor novedad la inclusión de Sufjan en el terreno electrónico, revistiendo sus canciones con loops y programaciones hasta convertir su nuevo trabajo en una especie de 'Kid A' particular. El experimento funciona en gran parte gracias al buen hacer de Sufjan, pese a que canciones como "Too Much" están sobrecargadas en exceso. Aun así, me sigue gustando más la parte agreste del álbum, con temas tan bellos como "Futile Devices", "Versuvius" o "I Walked". Por cierto, para rematar la faena otra suite final, ahora de 25 minutos. No nos engañemos, este señor tiene un tirito dado, la verdad.

LO MEJOR: la versatilidad de los dos discos, el nivel de calidad de la propuesta y el descaro de Sufjan para ofrecerla.

LO PEOR: Entre tantos minutos de música es imposible no encontrar algo de paja, pero nada grave tampoco.

UNA CANCIÓN: "Futile Devices"