miércoles, 22 de diciembre de 2010

"DESDE EL POLO NORTE CON AMOR": LO MEJOR DE 2010.


2010, el año en que por fin la selección española ganó un mundial de futbol, ha dejado de existir. Muchas cosas han pasado durante estos 365 días, que han intentado ser recopiladas en mejor o peor modo en todas las revistas y webs de música especializada que habitan en nuestro mundo mundial.
Lo cierto es que el 2010 será recordado en lo musical por el resurgimiento de la música electrónica, gran dominadora en las listas mundiales de revistas y webs especializadas en música.

Así, The Wire se lleva la palma con sus nº 1 y 2 para Actress y Oneohtrix point Never, respectivamente, mientras la web Playground incluye en su top ten a grupos como Magnetic Man, los terroríficos Salem, Crystal Castles o Skream. Aunque si ha habido una sorpresa en este sentido ha sido la que nos ha dado la web Drowned in Sound endosado en nº1 por al grupo Emeralds, todo un descubrimiento este año.

Pero también ha sido el año de la música negra, en concreto el año de Kanye West y, en menor medida, Janelle Monáe. "My Beautiful Dark Twisted Fantasy" ha cosechado un 93% de críticas positivas en Metacritic y el nº1 en revistas/Webs prestigiosas como Rock de Lux, Vipe, Spin, Rolling Stone, Pitchfork o Billboard. Por su parte , Janelle Monáe, de la que dicen es la impulsora del pop del siglo XXI, también ha caído en gracia entre los críticos y aparece en casi todo los resúmenes del año, algo normal si hemos escuchado canciones de la talla de "Cold War" o "Tightrope".

Por supuesto, también ha habido hueco para el pop y el rock. Aquí nos encontramos con Arcade Fire (triunfadores en Q), The National, Joanna Newsom, LCD Soundsystem, etc. Sin embargo el pelotazo sin duda se lo ha llevado el grupo español Delorean, no sólo entrando en la lista de la todopoderosa Pitchfork, sino cosechando todos los honores en la revista XLR8R. Si señores, ¡España rules!

En fin, buenos discos y gratas sorpresas, aunque el 2010 me deja un regusto amargo, con la sensación de que la cosecha ha sido notable, que no excelente, y algo escasa al final. ¿Se estará notando la crisis en la capacidad creativa? ¿Tendrá la culpa de esto también Zapatero? Esperemos que 2011 nos depare gratas sorpresas.

Terminado este pequeño resumen, os dejo la lista que a mi juicio personal y absolutamente subjetivo (faltaría menos) recoge los 20 discos de 2010 por los que vale la pena tener oídos. Que la disfrutéis.