domingo, 6 de mayo de 2007

BJÖRK "VOLTA" (One Little Indian)

Vuelve Björk, la reina del indi pop, una de las mentes musicales con más talento de los últimos 15 años, inquieta hasta decir basta, con un olfato privilegiado -que más quisieran para sí muchos ojeadores deportivos- para relacionarse y trabajar con los mejores en su mejor momento (a bote pronto Massive Attack, Tricky, Howie B, Matmos, Mike Patton o el asiduo Mark Bell), musa del frikismo, de genio (en todos los sentidos) inaguantable, moderna como pocas. "Volta" la catapulta a la rabiosa actualidad, su octavo trabajo tras dos años de silencio desde aquella rarísima BSO, "Drawning Restraint 9" (One Little Indian, 2005), de la no menos marciana película de Matthew Barney, así que para la ocasión cuenta con nuevas colaboraciones de lujo como Antony Hegarty, Brian Chippendale (Lightning Bold) o Timbaland, el productor del momento.

Feliz por su maternidad, Björk incentiva su lado más femenino con este nuevo trabajo más luminoso que "Medulla"( One Little Indian, 2004), aunque no tan intenso y logrado, donde desata su lado más eclíptico, preocupada por las “otras músicas”, congregando artistas de varias nacionalidades que participan agregando pequeñas muestras de folklore musical. Son canciones como la dulce “I See Who You Are”, una preciosa y vitalista balada con un impresionante solo de pipa china a cargo de Min Xiao-Fen (ojo al inmenso final), o “Hope”, ambiental pieza sobre una base de percusión en loop de Timbaland y los acompañamientos a la Kora de Toumani Diabaté. Pero dentro del apartado de músicas del mundo que contiene volta, destaca sobre todo “Earth Intruders”, probablemente el single más radiante que haya editado la islandesa en toda su carrera, una festiva oda basada en la catástrofe del Tsunami en Indonesia, donde los beats de Timbaland, las percusiones de Chris Corsano y las marimbas eléctricas de Konono nº1 se funden en una caótica festividad de inusual belleza. Vamos, un acierto. Ambas colaboraciones estelares, las de Timbaland y Antony, muestran su cara y su cruz dentro de álbum. Si “Earth Intruders” es la cara en cuanto al trabajo del primero, ese , irregular momento pop que es “Innocence” sería la cruz, donde Björk se convierte en u juguete en manos del productor, hasta casi convertirla en un clon de Nelly Furtado. Una pena.

La cara amable de la colaboración de Björk con Anthony Hegarty la representa “Dull Flame of Desire”, otro baladón que crece progresivamente a lo largo de siete minutos donde las voces de estos dos superdotados se intercalan con un gusto exquisito (reuyendo los fuegos de artificios propios de los manidos duetos) hasta eclosionar en un portentoso fragmento final a cargo de las percusiones de Brian Chippendale. La cruz, una escueta “My Juvenile”, alicaído epilogo donde apenas ocurre nada reseñable que recordar.

"Volta" además posee un lado oscuro, de atmósfera asfixiante, donde el tándem Björk-Mark Bell campa a sus anchas, entre beats electrónicos (que recuerdan la época Homogenic) y la colaboración de una sección de vientos de un coro femenino islandés, de nuevo con resultados dispares: el punto álgido del disco se encuentra en “Wanderlust”, entre imaginarios diálogos marítimos entre barcos, o el incendiario despelote electro punk que es “Declare Independece”, quizás la canción más dura que Björk haya interpretado nunca; más indigestas la cinematográfica “Vertebrae by Vertebrae” o “Pneumonia”.

"Volta" es probablemente el disco de estudio (Bandas Sonoras a parte) más irregular de la intachable carrera de Björk. No me malinterpreten, con todo es un disco notable, de valor indiscutible. Se agradece que Björk no se deje llevar a sus 42 años por la pereza y endulce su discurso. Pese a que a veces tenga mejor o peor suerte en sus proyectos sigue fiel a su estilo, deambulando en propio mundo aparte.

LO MEJOR: “Declare Independe”, hay que tener mucho güeb…esto…coraje para firmar una canción así.
LO PEOR: El sopor que produce “Pheomonia”.

2 comentarios:

Soulama dijo...

Bjork, ¡¿ha sido madre?! ...
¡¡¡Dios mío la invasión extraterrestre a comenzado!!!!

calamarin dijo...

Me declaro un incondicional de Bjork haga lo que haga, es única es diferente y eso en estos tiempos no es fácil,reconozco que Volta no es lo que yo esperaba, pero tiene temas increíbles como el que canta con Antony y que tu apuntas.