domingo, 4 de febrero de 2007

BLOC PARTY "A Weekend In The City" (V2)



Bloc Party es uno de los grupos llamados a competir por el reinado vacante del pop en la islas británicas, junto a Franz Ferdinand y Artic Monkeys. Ya con su debut, “Silent Alarm”, el termómetro británico de lo cool por excelencia, la revista New Musical Express, los encumbró como la gran esperanza de pop-rock británico, nada más lejos de la realidad si analizamos seriamente dicho debut (buen disco de rock, con algunos temas destacables como “Banquet”, Like Eating Glass” y “Helicopter” principalmente, pero pecaba de irregular y perdía fuelle tras sucesivas escuchas); y encumbraba a Kele Okereke como una de las voces más carismáticas del momento. De ahí que está continuación titulada “A Weekend In The City” suscite tanta expectación. ¿Merecida? No demasiado.

Producido por Jacknife Lee, colaborador de U2 y Snow Patrol, Okereke y Co. nos brindan un disco de rock grandilocuente, sobreproducido, con cierto regusto progresivo incluso, donde se codean momentos de gran acierto con otros mediocres, demasiado premeditados. Kele Okereke se encuentra como pez en el agua inmerso entre una muralla de sonido guitarrera y constantes cambios artificiosos de ritmo, alcanzando momentos de cierta teatralidad rechinante (“Song For Clay”, “The Player”). Cuando la apuesta sale bien, nos encontramos con destellos indietrónicos ("Hunting For Witches”) o momentos de cierto pop épico de pólvora mojada (“On”,”Where is Home?”, “Uniform”). Cuando la cosa sale mal, se nos bombardea con dulces porciones de mainstrean-pop, por obra y gracia del pésimo trabajo de Jacknife Lee (“I Still Remember” o “Sunday”), como si de una nueva obra de U2 se tratase.

Disco fallido en definitiva, que no por ello atesorara una buena legión de fans y de ventas, porque de eso se trataba ¿no?: de vender, con dignidad, pero de vender al fin y al cabo.

LO MEJOR: Algunos momentos de cierta intensidad y conplejidad, pero pocos

LO PEOR: Que siempre tengan en mente ese estribillo facilón que les sirva para radiar la canción.